sábado, 5 de octubre de 2013

Cuando la vida te hace reordenarte por una bofetada

Hay veces que la vida te hace reordenar ideas y prioridades de forma rápida. Hay ciertos momentos en los que ciertas cosas te parecen muy importantes o únicas y de repente la vida te da una bofetada en cuestión de segundos y pasan a un segundo, tercer o... plano. A todo hay que sacar su lado positivo cuando algo se complica, y más como en mi caso, sólo se queda en un susto y un aviso que tu cuerpo te da... problemas ciertamente hay muchos, vida sólo una. Me habéis escuchado esa frase en los últimos días?

Los que habéis estado cerca las últimas semanas, creo que entendéis lo que os digo. Me he convertido en un "barbudo zen" muy distinto al atacado estresado de siempre. Con muchas ganas de proyectos nuevos personales y de dar prioridades a mis hijos, familia, amigos y como no, a mi trabajo tambien, proyecto que si o si tiene que salir adelante como un torpedo... quiero hacerme rico para vivir mejor jeje.

No me queda más que agradecer de todo corazón a tanta gente que ha estado muy cerca mía estos días, empezando por mi familia, mis padres, mis hijos y su madre, mi insuperable hermano y mis amigos, grupo en el que meto a gente que me ha sorprendido,  pocos pero no tan pocos, unos de toda la vida, otros de hace menos y otros muy recientes, mis 3 inseparables de siempre, otros cercanos y también otros que como digo me habéis sorprendido incluso sin estar cerca físicamente... también y como no, a algún angel caido del cielo que me aguanta largas horas muchos días :-)

Entro en semana decisiva de pruebas y resultados en la que me confirmarán que todo está perfecto 100% y que además de un susto, he tenido la oportunidad de darme cuenta de manera positiva de muchas cosas en mi vida que estaban desordenadas, haciendo "delete" de ciertas cosas de mi cabeza y dejando sólo la experiencia y los buenos recuerdos... de verdad que muchos!

Abrazote a todos

Al





5 comentarios: