lunes, 29 de enero de 2018

Okupación ilegal, un problema que crece sin control



Hola,
Conocéis a alguien que tenga su casa Okupada ilegalmente? 

Pues si, puede pasarnos a cualquiera, salir un fin de semana y cuando vuelves tu casa está okupada por unos desconocidos, los cuales han convertido tu casa en “su morada”. Es triste, pero en ese momento si intentas entrar por la fuerza, estarías cometiendo “allanamiento de morada” con las
siguientes consecuencias penales para ti.


De todas formas, los okupas cada día están más formados. Hay auténticos manuales de cómo ser el perfecto okupa. El principal, editado por la “PAH” (Plataforma de Afectados por Hipotecas) liderado en su día por la Alcaldesa de Barcelona Ada Colau.

En el día a día, desde Copernicus nos toca lidiar con este problema, y cada vez es más común ciertas técnicas que hacen que la policía no saque a estos okupas. Las técnicas van dirigidas a demostrar que se lleva más de 48 horas dentro de la casa (para que se considere morada) o que existen personas vulnerables en el interior. Las técnicas con las que convivimos en el día a día son del tipo:


  • Contratar a una persona con un menor o embarazada para que dé la cara cuando llegue la policía.
  • Pedir una pizza o similar días antes con la dirección del piso a okupar y esperar al telepizzero en el portal. Ya tienen una prueba de que estaban allí viviendo y si llega la policía al poco de entrar, demuestran que llevan días allí.
  • Esperar a que llegue la fecha del desahucio judicial y vender las llaves a otro Okupa.
  •  …. Y sobre todo intentar negociar una cantidad para dejar la vivienda libre.


Pues bien, este último caso se está convirtiendo en una profesión para muchos: “el okupa profesional”. Generalmente el modus operandi es el siguiente:
  • Entran en pisos de bancos o similar ya que saben que nunca enviarían a unos matones a vaciar la casa por las malas. Cuanto mejor sea la casa, más posibilidades de que te paguen.
  • Una vez dentro llaman a la policía y se identifican como Okupas.
  • Seguidamente se ponen en contacto con el propietario y piden una cantidad de dinero que actualmente oscila entre 2.000 y 4.000€.

Si consigues que paguen una vez  cada 4-6 meses, tus ingresos están por encima del salario mínimo, sin trabajar y sin pagar vivienda. Sólo se arriesgan a que no te paguen y a una sanción por orden judicial que no suele llegar a 1.000€ por los 18 meses de media que tarda un proceso judicial y por los cuales no has pagado nada de alquiler (no pagas ni la comunidad de vecinos).

Lamentablemente estamos creando un monstruo pagando a este tipo de gente y estamos haciendo que el problema sea mayor cada vez. Actualmente tenemos una masía okupada y nos piden 50.000€ por dejarla libre. Además que por pagar no estás exento que al día siguiente vuelvas a tener el mismo problema.

Por otra parte cada vez hay más inversores interesados en comprar este tipo de pisos okupados por un precio que ronda el 50% de su valor real y que al día siguiente negocian con el okupa para vaciarlo y venderlo rápido, sin duda un negocio muy lucrativo.

Por suerte las Plataformas anti desahucio con las cuales colaboramos constantemente, cada vez están más en contra de este tipo de okupas y sólo defienden y apoyan a gente que realmente lo necesita, buscándoles alternativas legales como alquileres sociales. Sabéis que la mayor parte de los llamados alquileres sociales están vacíos y sin solicitudes?

Sería muy necesario una nueva legislación que castigue fuertemente este tipo de okupación tipificando este delito y sobre todo a los reincidentes.

En fin, esperemos que todo este problema no se haga más grande y tengamos soluciones lógicas a un problema que podemos tener cualquiera de nosotros. Mientras tanto sólo podemos "blindar" las casas con puertas especiales anti-okupa, cerrar ventanas con planchas de acero y colocar alarmas.

Saludos


AS